Publicado en ACAYUCAN, Destacado, REGIÓN SUR.

Con la alegría de las posadas, los dulces y el color de las piñatas, el grupo de jóvenes del Club Rotaract Acayucan perteneciente al Distrito 4195 realizó la Navidad del Niño Indígena, misma que vienen celebrando desde hace más de 8 años de manera consecutiva.

Los integrantes de Rotaract Acayucan visitaron la comunidad de San Antonio en San Pedro Soteapan donde uno de los requisitos de la NANI es llegar al corazón indígena de la población, acto que durante este tiempo se ha cumplido tal como lo marcan los estatutos de Rotary.

Rotaract Acayucan llevó a 250 niños y adolescentes la magia de la Navidad del Niño Indígena, ahí padres de familia tuvieron la oportunidad de conocer más de cerca la labor de servir. La presidenta del Club Rotaract Acayucan, Abby Benítez de Reyes externó que todo fue preparado con anticipación y con mucho cariño por todos los socios del club.

“Hemos trabajado a marcha forzada ahora sí que lo tendré que de decir, a contra reloj y pusimos a prueba que realmente cuando queremos hacer las cosas se pueden lograr, nosotros somos dueños de nuestro propio destino, por ello, visitamos esta comunidad de San Antonio en la sierra de Soteapan y no nos arrepentimos, al contrario, no todos los socios pudieron estar presentes por cuestiones de laborales pero todos contribuyeron a que las cosas sucedan y por ello llenamos de alegría el corazón de niños y jóvenes, juntamos dulces, piñatas, ropa, atención a jóvenes madres con charlas en temas de interés, entregamos kits de medicamentos y primeros auxilios, material didáctico para la comunidad que ayuda a estimular el aprendizaje en los niños y mucha mucha diversión” detalló la presidenta de Rotaract Acayucan.

Los habitantes se mostraron agradecidos y los niños aún más al momento de recibir cada uno sus bolsas de dulces, juguetes y osos de peluche en la Navidad del niño Indígena 2017. Los integrantes de Rotaract Acayucan agradecieron a sus padrinos y amigos quienes contribuyeron en la causa de la colecta de dulces y juguetes, muy en especial al Colegio Carlos Grossman, a la madrina Nelly Fernández, a Robles Pediatrics, al profesor Ángel Reyes López, a la familia Pucheta Vázquez, Argumur, entre otros amigos de Rotaract Acayucan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *