Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Mientras cristianos de todo el mundo celebraban el lunes el nacimiento de Jesús, el Papa describió un sufrimiento reflejado “en los rostros de los niños”, mencionando la guerra, otras tensiones en lugares como Oriente Medio, África y la Península de Corea y la situación de Venezuela, que enfrenta una profunda crisis.

Mientras el mundo se ve azotado por vientos de guerra (…) un modelo de desarrollo ya caduco sigue provocando degradación humana, social y ambiental”, dijo el Papa a los fieles.

En su tradicional mensaje y bendición de Navidad, el pontífice dijo que los niños en Oriente Medio “siguen sufriendo por el aumento de las tensiones entre israelíes y palestinos”, mientras que en Siria los más pequeños siguen “marcados aún por la guerra”, y señaló que en Yemen, “existe un conflicto en gran parte olvidado”.

Francisco ofreció una oración porque “en la península coreana se superen los antagonismos”.

El Papa también se refirió a la situación de Venezuela y dijo en su mensaje que espera que se pueda retomar el “diálogo sereno” entre los diversos sectores por el bien de la población, agobiada por una crisis económica, social y política. El gobierno y la oposición venezolana iniciaron en septiembre en República Dominicana unas reuniones exploratorias para un eventual diálogo. En medio de ese proceso las autoridades han liberado en las últimas 48 horas más de una treintena de detenidos que eran considerados presos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *