Publicado en ACAYUCAN, Destacado.

En su primera visita oficial a Texas, la recién designada secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, elogió la ley estatal SB 4, que prohíbe las denominadas ciudades santuario, y dijo que espera que otros estados imiten este tipo de regulaciones.

“Texas es la primera entidad del país que asume una firme postura en contra de las peligrosas y destructivas ciudades santuario con la adopción de la ley SB 4”, dijo Nielsen en una rueda de prensa en la Oficina del Procurador Federal para el Oeste de Texas en Austin.

La ley SB 4 autoriza a los policías locales el preguntar sobre el estatus migratorio de las personas durante cualquier detención, incluyendo paradas de tránsito.

El estatuto prevé además castigar a los alcaldes, sheriffs, policías y jefes de policía, por no cooperar con las autoridades federales y honrar las solicitudes de detención de los agentes de inmigración para mantener detenidos a los reclusos no ciudadanos sujetos a la deportación.

La legislación establece que los gobiernos locales y los departamentos de policía que se nieguen a acatar las leyes de inmigración, podrían dejar de recibir millones de dólares en fondos públicos y enfrentar multas y otras sanciones.

Nielsen agradeció al gobernador de Texas, Gregg Abbott, “el liderazgo” mostrado en este asunto y “su fuerte y continua cooperación” con el gobierno federal para la aplicación de las leyes de inmigración.

Nielsen, quien fue confirmada por el Senado la semana pasada como nueva secretaria de Seguridad Nacional, dijo que el gobierno federal quiere acabar con las políticas y ordenanzas de los llamados estados y ciudades santuarios, donde las autoridades locales se niegan a cooperar con las autoridades de inmigración.

Añadió que esas localidades no deberían recibir determinados subsidios federales.

“Si los estados y ciudades santuario no quieren proteger a sus ciudadanos mediante la defensa de la ley federal, entonces no tienen derecho al dinero del gobierno federal”, dijo la funcionaria.

Durante su visita a Texas, Nielsen se reunió con el gobernador Abbott, con quien trató diversos temas, incluyendo los esfuerzos de recuperación de los daños dejados por el huracán Harvey.

La funcionaria también se reunió con agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) a cargo de investigar la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza Rogelio Martínez, en un paraje del suroeste de Texas en noviembre pasado.

Nielsen tiene programado este miércoles un recorrido por un área de la frontera entre Texas y México, para supervisar las labores de seguridad en la zona, antes de ofrecer luego una rueda de prensa en la comunidad de Hidalgo, Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *