Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una mujer, identificada como Mónica Palomino, guardó a su bebé muerto en el refrigerador de su casa, luego de que personal del hospital Sergio E. Bernales, de Comas en Perú, se lo entregó sin esperar los trámites para que pudiera sepultarlo.

La madre dio a luz a un bebe prematuro que falleció dos días después y personal de seguridad del hospital la presionó para que se llevara el cuerpo a su casa sin importar que el trámite de la partida de defunción no estaba hecho.

“Me entregaron a mi hijo cuando me dieron de alta. Se encuentra en la refrigeradora de mi casa porque no me dieron tiempo de hacer los trámites para su acta de defunción”, denunció la mujer a medios y ante la autoridad correspondiente.

Metió el cadáver del menor en el congelador ubicado en la parte superior del refrigerador y le colocó un letrero que dice “No Tocar”, en donde hasta este jueves permanecía.

En tanto que el director del hospital, Julio Silva, informó que se investiga la denuncia interpuesta por la mujer, específicamente al personal administrativo y de vigilancia porque rompieron los protocolos del hospital.

Fuente: AFP/El Universal

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *