Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Por tomarse una selfie, Alexander Sasha Chechik, de origen ruso, murió segundos después de enviar a sus amigos fotografías en las que posó con una granada sin seguro, en la mano.

Lamentablemente, el joven no tomó en cuenta que se deben tomar diez segundos para detonar dicho artefacto, confirmó la Policía.

Asimismo la Policía confirmó que Sasha Chechik, de 26 años de edad, murió por accidente y descartó que se haya tratado de un suicidio.

Ver imagen en Twitter

На Кубани мужчина погиб, пытаясь сделать селфи с боевой гранатой в руках http://ren.tv/novosti/2017-11-28/na-kubani-muzhchina-pogib-pytayas-sdelat-selfi-s-boevoy-granatoy-v-rukah 

Fuente: Twitter/24 Horas/doh/Foto: Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *