Publicado en Deportes, Destacado.

GUADALAJARA.

Luego de arribar anoche a la ciudad de Guadalajara, Alan Pulido, se reunió con el médico Rafael Ortega para someterse a una segunda valoración y determinar si sería intervenido o no, tras su lesión en el brazo derecho, por lo que el doctor Alberto Robles, médico de cancha de Chivas, ofreció el parte médico del delantero rojiblanco, donde fue diagnosticado con una fractura diafisiaria del tercio distal del húmero derecho.

Al finalizar la evaluación clínica y radiológica que se le hizo a Alan en Guadalajara, se acordó entre el jugador, el cuerpo técnico y el área médica del club que por la localización de la fractura y el tipo de trazo de la misma el tratamiento sería conservador con un aparato de funcional tipo sarmiento, esto debido a que tanto el tratamiento conservador como el quirúrgico tienen las mismas posibilidades de éxito, que son de un 90 por ciento”.

“Alan tendrá inmovilizado el brazo aproximadamente 6 semanas y a la séptima comenzaría a tener movimiento; se estima un periodo total de 18 semanas para su integración a la actividad normal en cancha”, indicó el parte médico del club Rojiblanco.

El delantero Rojiblanco se perdería la mayor parte de la fase regular del Torneo Apertura 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *