Publicado en Destacado, NACIONAL.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, afirmó hoy que su país y México mantienen una “relación estratégica, amplia y profunda”, con intereses y retos comunes que apuntan al bienestar de sus pueblos.

El mandatario guatemalteco encabezó la ceremonia oficial para recibir al presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien el lunes comenzó una visita de Estado de dos días a este país.

Guatemala “expresa su plena disposición” de trabajar con el gobierno de México en los objetivos de desarrollo de las dos naciones, y que beneficien a las poblaciones de los dos países, indicó.

Aseveró que México y Guatemala comparten una frontera de casi mil kilómetros de extensión, además de riquezas naturales, históricas y culturales que hacen única a esta región en la que conviven, trabajan y se desarrollan ambas naciones.

En el acto realizado en el patio central del Palacio Nacional de la Cultura, exsede del gobierno de Guatemala, el presidente Morales destacó el trabajo conjunto, con “intereses recíprocos”, que llevan adelante las dos administraciones.

Entre los asuntos relevantes que atienden los gobiernos de México y Guatemala, puntualizó, figuran el proyecto de modernización fronteriza, para generar un comercio más fluido y la atención eficiente de los movimientos migratorios.

En este sentido, reconoció el esfuerzo del gobierno mexicano en el tema migratorio, en el que, resaltó, existen desafíos y objetivos comunes para la protección de los migrantes.

Tanto Guatemala como México son países de origen y tránsito de migrantes, lo que orilla a asumir políticas y acciones concretas de protección y de respeto de los derechos humanos de los ciudadanos que se ven obligados a abandonar sus comunidades, añadió.

Morales ratificó el compromiso de su gobierno de trabajar en forma conjunta con el gobierno mexicano para procurar la paz, el bienestar y las oportunidades para guatemaltecos y mexicanos.

Peña Nieto refrendó “el compromiso de México con el pueblo y gobierno de Guatemala”, y reiteró los objetivos de trabajo conjunto para propiciar el progreso de las dos naciones.

Como parte de la ceremonia, el presidente de México protagonizó el acto cívico del Cambio de la Rosa de la Paz, un honor que concede el gobierno guatemalteco a líderes y personalidades que han contribuido con la paz y el desarrollo del país.

La rosa blanca se coloca en el monumento erigido a los acuerdos de paz que el gobierno y la entonces guerrilla de Guatemala suscribieron el 29 de diciembre de 1996, y que finalizaron un conflicto armado interno, que en 36 años causó unos 200 mil muertos y desaparecidos.

Fuente: Notimex/doh/Foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *