Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Venezuela experimenta la peor crisis económica de su historia, con una tasa de inflación de más de 400 por ciento y un tipo de cambio volátil, afirmó la cadena Al Yazira en un reciente análisis de la situación en el país sudamericano.

Bajo el título “La peor crisis económica de Venezuela: ¿Qué salió mal?”, la principal cadena de noticias del mundo árabe apuntó que Venezuela es un país “altamente endeudado y con la inflación en alza, (mientras) su gente sigue saliendo a las calles en protesta”.

Desde principios de abril y hasta la fecha, el número de muertos en el marco de las protestas se eleva a 61, la mayoría de ellos, jóvenes estudiantes.

Al Yazira destacó que el país con las mayores reservas de petróleo del mundo es ahora el “más pobre en términos de crecimiento per cápita del PIB (Producto Interno Bruto)”. Subrayó que desde 2004 el gobierno no publica datos económicos oficiales.

En su sección de Negocios y Economía, la cadena televisiva destacó que el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció la creación de una nueva asamblea popular con capacidad para reescribir la Constitución, lo que hizo sonar las alarmas en la región.

Mientras tanto, la oposición interna denunció que esa medida debilita las posibilidades de realizar una votación para sustituir al mandatario.

Sin embargo, los aliados de izquierda del gobierno venezolano como Cuba y Bolivia señalaron que el país tiene el derecho a “decidir su futuro… sin intervención externa”.

“¿Qué salió mal?”, se preguntó la cadena de noticias que cuenta con una audiencia estimada en 270 millones de hogares.

Primero, apuntó, Venezuela depende en gran medida de su petróleo y tiene las mayores reservas probadas del mundo, por unos 298 mil millones de barriles.

En la Presidencia del fallecido Hugo Chávez el barril de crudo llegó a cotizarse en 100 dólares.

Los recursos obtenidos del auge petrolero se dedicaron a financiar programas sociales y subsidios alimentarios, de acuerdo con el análisis, pero esto se volvió insostenible cuando el precio del petróleo bajo a menos de la mitad.

Además y con base en datos del Banco Central de Venezuela obtenidos por Al Yazira, el país cuenta con 10 mil 400 millones de dólares en reservas y tiene una deuda de siete mil 200 millones de dólares.

De acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), en 2016 Venezuela contaba con una tasa de crecimiento negativo de 8.0 por ciento, una inflación de 481 por ciento y un desempleo de 17 por ciento, que subirá a 20 por ciento a fines de 2017.

Asimismo, el control cambiario limita las importaciones y pone una presión extra sobre la oferta, a lo que se suma que el gobierno de Maduro controla el precio de los productos básicos lo que derivó en un mercado negro que incide con fuerza en los precios al consumidor final, siempre según el análisis de la cadena.

Por otra parte, el medio árabe apuntó que las empresas privadas fueron expropiadas y para impedir que la gente cambiara la moneda nacional por dólares restringió el acceso a los dólares y fijó la tasa a su conveniencia.

Añadió que la escasez de recursos producto de la debacle petrolera y la imposibilidad de pagar con bolívares (la moneda nacional) las importaciones llevaron a un desabasto de bienes y aunque el Estado trató de paliar la crisis con racionamientos y fijación de precios, simplemente, no funcionó.

Según la información proporcionada, en el país faltan 85 de cada 100 medicamentos de uso regular, y muchos pacientes buscan paliar sus males con remedios que no son indicados por los facultativos.

Al Yazira publicó que dado el número de problemas que acusa Venezuela, el gobierno solo tiene dos caminos: incumplir con el pago de su deuda o dejar de importar alimentos.

Fuente Notimex/fcf  Foto: Archivo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *