Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO

Luego de permanecer 20 años en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) del Altiplano, el exlíder de Cártel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo, mejor conocido como El jefe de jefes, ganó un amparo y fue trasladado al penal de Puente Grande.

Debido a los problemas de salud, entre los que están problemas para ver y la pérdida parcial de la capacidad auditiva, y porque ya no es una “persona de alta peligrosidad” fueron algunos de los motivos por los cuales el juez cuarto de Distrito de Procesos Federales en Jalisco giró el amparo con número de expediente 5562/2017 en favor del criminal detenido en 1989.

De esta manera, y con el apoyo de la Fiscalía General de la entidad, Félix Gallardo fue trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Puente Grande, penal de mediana seguridad, en donde cumplirá su condena de 40 años de prisión por distintos delitos federales.

Al criminal de 71 años de edad también le fueron detectados otros problemas de salud como hernia hiatal, trastorno ansioso depresivo, gastritis crónica, y algunos padecimientos psiquiátrico-psicológicos por los que había solicitado la prisión domiciliaria; sin embargo, ésta le fue negada.

En 1989 El jefe de jefes fue aprehendido junto con Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo debido a que fueron acusados por los asesinatos en 1985 del exagente de la DEA, Enrique Camarena, y del piloto de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, Alfredo Zavala.

Pese a ello, Félix Gallardo no recibe sentencia alguna por esos dos delitos que se le imputan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *