Publicado en Destacado, NACIONAL.

La Fiscalía General y la Secretaría de la Función Pública de Chihuahua investigan una “caja chica” del ex gobernador César Duarte, de la que presuntamente se habrían desviado más de 360 millones de pesos.

De acuerdo con publicación de Reforma, entre los beneficiarios estarían el PRI estatal, diputados, operadores políticos y personas a quienes el Mandatario debía favores que según informes de allegados al caso, se trata de recursos que salían de una cuenta bancaria de la Secretaría de Hacienda estatal, a razón de por lo menos 5 millones de pesos mensuales.

Destaca que la evidencia que han obtenido las autoridades son los cheques con los que retiraban el dinero de la dependencia para cambiarlos por dinero en efectivo y repartirlo, así como que uno de los destinatarios del dinero era Christopher James Barousse, actual colaborador del dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, como secretario de Vinculación con la Sociedad Civil del tricolor.

Refiere que a través de una partida de Hacienda, al priista le pagaron más de 6 millones de pesos durante el sexenio de Duarte, en cheques de 100 mil pesos mensuales por concepto de “apoyo extraordinario”, según los documentos expedidos y subraya que regularmente James Barousse cobraba su cheque en la capital de Chihuahua pero, cuando no estaba en la ciudad, quien realizaba el retiro era su madre, Gloria Isabel Barousse Argüelles, como ocurrió el 19 de diciembre de 2014, según la información obtenida.

Fuente: Reforma/doh/foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *