Publicado en Destacado, NACIONAL.

Tabasco.- Durante la mañana de este domingo, un pescador originario del ejido los “Rieles de San José”, en el municipio de Tenosique en Tabasco, localizó un cadáver putrefacto en las aguas del río Usumacinta, justamente en una zona donde el afluente genera un remolino que estrella la corriente contra las rocas.

tabas

De acuerdo a los reportes policíacos, el pescador que encontró el cadáver, se llevó un gran susto, ya que en un principio creyó que solo era una persona ahogada, pero al revisar el cuerpo notó que tenía un alambre de púas que rodeaba su cintura y además le habían colocado varias piedras para tratar de hundirlo, motivo por el cual, el pescador supo de inmediato que se trataba de un asesinato y llamó a las autoridades.

Al lugar de los hechos arribaron los agentes de la Policía Municipal y peritos del Ministerio Público de Tenosique, quienes apoyados con una lancha de Protección Civil rescataron el cadáver y lo trasladaron al Servicio Médico Forense donde permanece en calidad de desconocido.

tabas-2

Fuente: NORESTE.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *