Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La primera ministra, Theresa May, abordará con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la filtración de material de inteligencia a los medios estadunidenses tras el ataque terrorista del pasado lunes en Manchester.

La policía británica dejó de compartir material de inteligencia con su contraparte de Estados Unidos después de que el diario The New York Times publicó fotografías de la escena del crimen incluyendo los restos de la bomba, la presunta mochila del terrorista suicida y el detonador.

“Dejaré claro al presidente Trump que la (información de) inteligencia que se comparte entre nuestras instituciones judiciales debe permanecer a salvo”, afirmó en Downing Street antes de dirigirse a la Cumbre de la OTAN en Bruselas.

La víspera la ministra del Interior, Amber Rudd manifestó que es “molesto” la filtración de información a la prensa y agregó que esto debe parar.

Tras el ataque, una serie de información confidencial fue transmitida en particular a las cadenas estadunidenses NBC y CBS antes de que las autoridades británicas informaran oficialmente a los medios en Reino Unido.

La cadena NBC fue uno de los primeros medios en revelar que había 20 muertos cuando en Reino Unido apenas se hablaba de un estallido.

El nombre del terrorista suicida también fue publicado primero en Estados Unidos tras una presunta filtración de los servicios de inteligencia estadunidenses a la prensa de aquel país.

La información de inteligencia entre Gran Bretaña, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia y Canadá es compartida en la alianza conocida como “Los Cinco Ojos” (Five Eyes) conformada en el marco del acuerdo de vigilancia multilateral UKUSA.

Fuente: Notimex/doh/foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *