Publicado en Destacado, Especial, REGIÓN SUR.

Madres de personas desaparecidas en la zona sur de la entidad informaron que con las tomas de muestras de ADN que ha realizado la Policía Científica han documentado alrededor de 80 nuevos casos, que se suman a otros 20 registrados durante los últimos años en esta región.

La portavoz del colectivo de búsqueda, Belén González Medrano, afirmó que la desaparición forzada de personas y los secuestros continúan pese al cambio en la administración estatal.

“Siguen pasando todos los días en todo el estado, siguen habiendo hallazgos, personas ejecutadas, sustraídos, secuestrados, todo sigue habiendo, esto no ha parado”, expresó.

Entrevista en el marco de la concentración realizada en el parque Independencia con motivo del 10 de mayo, dijo que falta sensibilidad entre la sociedad y las autoridades, pues ante un caso de desaparición lo primero que sucede es la criminalización de la víctima.

La activista dijo que la Policía Ministerial y la Procuraduría General de la República (PGR) no se han dado abasto para esclarecer los hechos, ocurridos principalmente durante el sexenio pasado.

Belén González perdió a su hijo hace un año, siete meses y 15 días en el municipio de Coatzacoalcos. Desde entonces, la mujer de avanzada edad ha tenido una vida llena de sufrimiento.

“Hijo tengo los ojos llenos de ganas de verte, tengo seis hijos, pero me falta uno, no estoy completa, me falta algo, estoy mutilada del alma, de todo”, expresó.

A pesar de que no hay avances claros en las investigaciones, Belén afirmó que continuará buscando a su hijo, Vicente Jiménez, visto por última vez cuando se lo llevaron policías navales. “Mientras yo tenga un soplo de vida voy a seguir, estoy en la lona más no estoy derrotada”, agregó.

Entre las personas desaparecidas en la región se encuentran Carlos Rivera Domínguez, Héctor Manuel Facundo Ramos, Jorge Luis Huerta Cruz, Julián Domínguez, Rodrigo Garfias Guzmán, Pedro Vega Cervantes, Jorge Villaseca, José Eduardo Velázquez, Eleaquín Alvarado Villafuerte y Carlos Rodríguez Rivera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *