Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

NUEVA DELHI.

Una imprecisión milimétrica causó un dolor de gran magnitud.

Este artista callejero deberá mejorar su técnica en el uso de mazos si quiere volver a tener voluntarios en su espectáculo.

Todo parecía ir bien en su demostración de cómo machacar a ciegas frutas tiradas entre cuerpos humanos hasta que, en lugar de aplastar una sandía, machacó la cabeza de un colaborador espontáneo.

En un video captado en la India, se aprecia cómo el artista marcial sij comete un doloroso error frente a una multitud que parecía sorprendida por sus habilidades con el martillo.

Por fortuna, el voluntario sólo resultó con un gran chichón y el golpe recibido no pasó a mayores.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx/global/2017/01/11/1139220#imagen-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *