Publicado en Destacado, NACIONAL.

El peso seguirá devaluándose frente al dólar conforme se acerca la toma de protesta de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, debido al nerviosismo que permea entre los inversionistas y se incrementa la venta de la moneda mexicana, pero también por el gasto exagerado y endeudamiento del Gobierno de México, señaló el analista Guillermo Barba.

En entrevista con xeu Noticias, el analista de Forbes México explicó las razones por las que el dólar sigue fortaleciéndose cada vez que el magnate arremete contra nuestro país y amenaza las relaciones comerciales.

El dólar estadounidense se mantuvo hasta en 22.29 pesos en media sesión de este miércoles, y se compró en un mínimo de 21.09 pesos en bancos de la Ciudad de México.

“Cada vez que Trump agarra fuerza y se envalentona contra México, en particular, esto se refleja de inmediato en el tipo de cambio peso dólar, porque cotizan en 24 horas en días hábiles y el efecto es inmediato (…) parece que hubo un bajón antes, y parece que el Banco de México le pudo meter dólares al mercado para bajarlo antes, pero bueno tuvo un efecto efímero y volvió a dispararse el dólar (…) lo que podemos esperar es que esto continúe, esto va seguir y todavía ni siquiera Trump es presidente en funciones, con Twit o con palabra directa, seguirá moviendo los mercados”, explicó.

“La razón es que los inversionistas se ponen nerviosos, el mercado opera 24 horas, hay compradores y vendedores todo el tiempo, y cuando viene una ola de nerviosismo, creada por Trump, empiezan las ventas de pesos (…) se ponen nerviosos y quiere vender mis pesos porque quiero dólares antes de que suba más. Entonces el tomador de pesos dice te los voy a comprar, pero más barato, ahora no te va a costar 20, te va a costar 22, entonces los inversionistas aumentan la demanda de dólares y aceptan y esto es lo que dispara el dólar”, agregó.

Guillermo Barba indicó que el dólar seguirá subiendo mientras se acerca la fecha en que el republicano tome protesta como presidente.

“No hay duda de ello, incluso si el 20 de enero llegara Donald Trump al poder y dice que como presidente en funciones ya no va a actuar como candidato, ya no vamos proceder en contra de México, no vamos a construir el muro (…) pasaría lo contrario, aumentaría la oferta de dólares y los inversionistas se regresarían a pesos, eso bajaría el tipo de cambio, pero sería temporal, porque la debilidad del peso no es nada más por cuestiones externas, la devaluación del peso más importante es por causas internas, el Gobierno sigue gastando de más y endeudándose y eso está debilitando el atractivo de México para los inversionistas. Incluso si Donald Trump se vuelve amigo de México de la noche a la mañana, cosa que no ocurrirá, el peso seguirá devaluándose por cuestiones internas. Lo más probable que pase es que se devalúe mucho más”, detalló.

 

Fuente:http://www.xeu.com.mx/nota.cfm?id=882908

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *